.

Lineas de Investigación

Las políticas nacionales de comunicación representan un conjunto integrado y duradero de políticas de comunicación en un cuerpo de principios y normas dirigidos a guiar la conducta de las instituciones especializadas en el proceso general de comunicación de un país. Estas políticas son formuladas por propietarios de medios de comunicación, por profesionales de comunicación y por funcionarios del gobierno, y cada una responde naturalmente a sus intereses respectivos. Esta línea de investigación tiene como principal objetivo el análisis y el conocimiento de las políticas públicas sobre los medios de comunicación en referencia a las políticas tradicionales sobre la estructura clásica de la organización de la comunicación social. Además, se quieren impulsar estudios sobre las dificultades y oportunidades que deben afrontar las políticas en el entorno de cambio estructural que representa el escenario digital de la comunicación, con la revisión de los conceptos de medio y sistema de comunicación y sobre todo los cambios en las relaciones de poder entre los componentes del sistema.

El área de conocimiento que estudia las relaciones, orientaciones y normas estructurales de la información se denomina Economía Política de la Comunicación. Como teoría y praxis crítica que busca analizar los problemas sociales con el fin de aportar a su transformación, esta perspectiva se enfoca en los aspectos que tienen que ver con la propiedad y el control de los medios, la influencia de los anunciantes en el contenido de los mensajes y la relación de las organizaciones de medios con el gobierno. El objeto de esta línea de investigación es el análisis de las relaciones sociales que constituyen la producción,  distribución y consumo de bienes simbólicos, de las conexiones entre los medios de comunicación y medios de reproducción, cuestionando el papel que cumplen estos en la reproducción de la economía mundial capitalista.

Las políticas neoliberales han abierto en casi todos los países la propiedad de los medios escritos, las estaciones de radio y televisión, así como el cable y la televisión digital y satelital, a los intereses trasnacionales. El mercado mediático global actualmente es liderado por ocho corporaciones trasnacionales que rigen en los medios de Estados Unidos: ATT/Liberty Media, Disney, Time Warner, Sony, News Corporation, Viacom y Seagram, además del gigante alemán Bertelsman devienen así los medios más importantes para la dominación colonial. Intervienen en el ejercicio del poder de los grandes grupos políticos y económicos, deviniendo de esta forma actores clave de la colonización en Latinoamérica. Esta línea de investigación tiene por lo tanto el objetivo de producir teorías y prácticas de descolonización analizando cómo el sistema internacional de comunicación ejerce una fuerte influencia en la opinión pública, respaldando las clases dominantes e impidiendo la proliferación de formas alternativas de organización política y económica. Estos han influido en el éxito y/o fracaso de los movimientos sociales  y han contribuido a la frustración de las reivindicaciones sociales en nuestros países.

Las transformaciones sociales y políticas que se experimentaron en nuestro continente en la última década del siglo pasado, la relación de los públicos con los medios masivos de comunicación y su condición de ciudadanos, así como las vinculaciones entre las prácticas políticas y las prácticas simbólicas y culturales, comenzaron a constituirse en objeto  relevante de reflexión como estrategia de comprensión de las condiciones y posibilidades de ejercicio y profundización de la democracia. Dentro del campo de estudios sociales de la comunicación, las articulaciones entre comunicación, democracia y participación ciudadana constituyen así un campo de investigación estratégico para analizar las dimensiones políticas de la comunicación, la emergencia de nuevos actores sociales en el espacio público, en sus dimensiones locales, nacionales y trasnacionales y el papel de la comunicación en esos procesos; las prácticas comunicativas –o estrategias de intervención desde el campo comunicacional- que buscan el desarrollo de democracias participativas. De ahí la creación de la línea de investigación en Comunicación, Ciudadanía y Democracia, para contar con un espacio académico que, con diversas perspectivas disciplinarias y estrategias de trabajo, que permita articular aportes teóricos y metodológicos tendientes a consolidar un espacio académico en el cual, a través de diversas estrategias de investigación e intervención, se problematicen los vínculos entre comunicación y ciudadanía, así como sus implicancias pragmáticas en sociedades mediatizadas.